lunes, 30 de junio de 2014

QUE DEBEMOS TENER EN CUENTA POR EL LLANTO DE UN BEBÉ.

Los padres recientes, especialmente si son primerizos, se pueden sentir abrumados ante el llanto de su bebé. Trataré de ayudarlos a identificar las posibles causas del llanto del bebé haciendo un repaso a los diferentes motivos que pueden desencadenarlo.
Lo primero que debemos tener claro es que todos los bebés lloran, especialmente durante sus primeros meses de vida fuera del útero. Lo preocupante no es que el bebé llore, lo que nos puede preocupar es que el bebé no llore nunca, pues es el llanto su sistema de comunicación durante esta primera etapa de su vida.
Lo segundo que es conveniente asumir es que el bebé no llora “por llorar”. No llora por capricho, no llora para llamar la atención, ni para hacernos chantaje, ni para manipularnos. Todo eso es falso. Los bebés no tienen caprichos, ni nos llaman la atención por el gusto de hacerlo y mucho menos saben hacer chantaje emocional ni saben manipular a nadie. Lloran porque tienen que llorar.
Tampoco es bueno para sus pulmones. Los pulmones funcionan perfectamente respirando y ese es el único “ejercicio” que necesitan.

¿Algo va mal?

Que un bebé llore no significará siempre que algo va mal. El llanto es su forma de comunicación y no siempre va a querer decir que tenga un problema sobre el que avisarnos.
La vida fuera del útero es una experiencia nueva y llena de estímulos, puede crear tensión e incomodidad. Llorar puede servir para descargar esas tensiones abrumadoras y en ese caso lo único que podemos ofrecer es nuestra compañía amorosa. Eso bastará, aunque el llanto no cese inmediatamente.

¿El bebé necesita algo?

En la mayoría de los casos, sin embargo, el bebé llora porque necesita algo de nosotros. En ese caso, si somos capaces de identificar la causa podremos proporcionarle lo que necesita: comida, calor o un cambio de pañal. Pero no siempre sabremos a ciencia cierta la causa de ese llanto, por lo que tendremos que ir haciendo ensayos hasta identificarlo.
También puede suceder que sepamos lo que le pasa al pequeño, pero en ese momento nos sea imposible solucionarlo. Esos momentos son bastante angustiosos pero nosotros debemos mantener la calma y buscar la solución lo antes posible. La próxima vez seguramente sepamos estar mejor preparados y trataremos de que no nos pille desprevenidos.
Otras veces no depende de nosotros el ofrecer una solución, como cuando un gas o una deposición molesta lo mantienen llorando hasta que logre sentirse aliviado. En esos casos, con mucha serenidad, como mucho podremos darle unas pasaditas en el vientre y acompañarlo con palabras cariñosas.

Los sentimientos de los padres

Cuando un bebé llora y no acertamos a calmarlo la situación es bastante agobiante. El llanto del bebé remueve nuestro instinto de protección y hasta nos provoca una tensión insoportable, casi rabiosa, que yo identifico con nuestros recuerdos inconscientes de la primera infancia.
Si el llanto del bebé desencadena no nuestra inquietud y ternura, sino ira, mi consejo es que nos preparemos para aislar ese enfado y mirarnos a nosotros mismos, evitando siempre el regañarle o perder los nervios. Recordemos que somos los adultos y cualquier sensación dolorosa e incomprensible que el llanto desboque no es culpa del bebé. Nunca es culpa del bebé.
A veces resulta complicado el sentir amor y comprensión cuando el bebé sigue llorando y rechaza todas nuestras soluciones y muestras de cariño. Si el llanto continuase mucho rato se puede hacer insoportable para los padres.
Sentirse inútil y frustrado, hasta colérico, son los sentimientos que pueden invadirnos ante esa situación.
No somos los únicos ni los primeros que tendremos esos sentimientos tan desagradables para nosotros mismos, pero eso no cambia un hecho, el bebé no llora para atormentarnos y, como he dicho, no es culpable de la situación jamás. Serenidad y trabajo interno para aprender a reconoce los resortes de nuestro inconsciente es la mejor medida que podemos aplicarnos.
Fuente: http://www.bebesymas.com/ser-padres/el-llanto-del-bebe-2

miércoles, 11 de junio de 2014

CAMPAÑA NO+26/4 – OPORTUNIDAD DE CAMBIO




CAMPAÑA NO+26/4 – OPORTUNIDAD DE CAMBIO

Santiago 11 de Junio 2014: ADERHI participo de forma colaborativa el pasado 7 de Junio 2014 en la caravana NO +26/4 (*), que tiene como objetivo, entregar un mensaje a la sociedad chilena y Tribunales de Familia, producto de la desigualdad parental que existe en nuestro país, práctica que hoy está afectando a miles de niños que por distintas razones, no pueden ver a uno de los progenitores de forma sana y ampliada.-
 Los directores y Socios de ADERHI manifiestan que la CAMPAÑA NO+26/4 10422463_410492385757129_6525853801794500742_npodría ser considerada una oportunidad para CHILE, sobre todo cuando se habla de los derechos del niño, los cuales deben ser respetados bajo una línea de supervisión efectiva y por el BIEN SUPERIOR DEL NIÑO, Adicionalmente, se puede destacar que cientos de personas creen que la campaña tiene un sentido de pertenencia, y que debiera ser parte de las líneas de trabajo en materia de infancia para el gobierno de turno.-

Actualmente existen varios estudios que logran comunicar la  importancia en que ambos padres formen parte de la crianza de los niños, por ser considerados pilares fundamentales en el desarrollo físico y emocional de un niño o niña, logrando una base más sólida para que los niños puedan enfrentar la vida, evitando toda inseguridad.-  


  


2014-06-07 12.36.09
Plaza Italia

(*) NO+26/4:  26 días con uno de los progenitores y 4 días con el otro en la Relación directa y regular.-
Por: Juan Cuevas R./ Eric Villaseñor A.
Departamento de Comunicaciones Aderhi

¿QUE DEBE SABER UN NIÑO DE 4 AÑOS?


Hace poco, en un foro sobre la educación de los hijos, leí una entrada de una madre preocupada porque sus hijos, de cuatro años y año y medio, no sabían lo suficiente. "¿Qué debe saber un niño de cuatro años?", preguntaba.

Las respuestas que leí me llamaron mucho la atención. Una madre indicaba una lista de todas las cosas que sabía su hijo. Contar hasta 100, los planetas, escribir su nombre y apellido, y así sucesivamente. Otras presumían de que sus hijos sabían muchas más cosas, incluso los de tres años. Algunas incluían enlaces a páginas con listas de lo que debe saber un niño a cada edad. Solo unas pocas decían que cada niño se desarrolla a su propio ritmo y que no hay que preocuparse.

Pensé que probablemente la respuesta de esas mujeres a una madre angustiada fuera añadirle más preocupación. Somos una cultura tan competitiva que hasta nuestros niños en edad preescolar se han convertido en trofeos de los que presumir. Pero atención!!! La infancia no debe ser una carrera que arroja por resultado niños ganadores y niños perdedores.

Alicia Bayer, una mujer norteamericana que se interesa por los temas de infancia y educación, hace una lista de aquellas cosas importantes que debe saber un niño/a de 4 años. Me pareció hermosa y la comparto:

1.Debe saber que lo quieren por completo, incondicionalmente y en todo momento.

2.Debe saber que está a salvo y además cómo mantenerse a salvo en lugares públicos, con otra gente y en distintas situaciones. Debe saber que tiene que fiarse de su instinto cuando conozca a alguien y que nunca tiene que hacer algo que no le parezca apropiado, se lo pida quien se lo pida. Debe conocer sus derechos y que su familia siempre lo va a apoyar.

3.Debe saber reír y utilizar su imaginación. Debe saber que nunca pasa nada por pintar el cielo de color naranja o dibujar gatos con seis patas.

4.Debe saber lo que le gusta y tener la seguridad de que se le va a dejar dedicarse a ello. Si no le apetece nada aprender los números, sus padres tienen que darse cuenta de que ya los aprenderá, casi sin querer, y dejar que en cambio se dedique a las naves espaciales, los dinosaurios, a dibujar o a jugar en el barro.

5.Debe saber que el mundo es mágico y él también. Debe saber que es fantástico, listo, creativo, compasivo y maravilloso. Debe saber que pasar el día al aire libre haciendo collares de flores, pasteles de barro y casitas de cuentos de hadas es tan importante como aprender los números. Mejor dicho, mucho más.

Pero más importante es lo que deben saber los padres:

1.Que cada niño aprende a andar, hablar, leer y hacer cálculos a su propio ritmo, y que eso no influye en absoluto en cómo de bien ande, hable, lea o haga cálculos después.

2.Que el factor que más influye en el buen rendimiento académico y las buenas notas en el futuro no son los manuales, ni las guarderías elegantes, ni los juguetes caros, sino que mamá o papá dediquen un rato cada día o cada noche (o ambos) a compartir momentos de juego, lectura, dibujos y risas con sus hijos.

3.Que ser el niño más listo o más estudioso de la clase nunca ha significado ser el más feliz. Estamos tan obsesionados por tratar de dar a nuestros hijos todas las "ventajas" que lo que les estamos dando son unas vidas tan pluriempleadas y llenas de tensión como las nuestras. Una de las mejores cosas que podemos ofrecer a nuestros hijos es una niñez sencilla y despreocupada.

4.Que nuestros niños merecen vivir rodeados de libros, naturaleza, utensilios artísticos y, lo más importante, libertad para explorarlos. La mayoría de nosotros podríamos deshacernos del 90% de los juguetes de nuestros hijos y no los echarían de menos, pero algunos son importantes: juguetes creativos como los LEGO y los de encastre, una buena cantidad de témperas y plastilinas, los instrumentos musicales, los disfraces, y libros y más libros. Necesitan libertad para explorar con estas y otras cosas, amasar pan y ponerlo todo perdido, usar pintura, plastilina y purpurina en la mesa de la cocina mientras hacemos la cena aunque lo salpiquen todo, tener un rincón en el jardín en que puedan arrancar la hierba y hacer un cajón de barro.

5.Que nuestros hijos necesitan tenernos más. Hemos aprendido tan bien eso de que necesitamos cuidar de nosotros mismos que algunos lo usamos como excusa para que otros cuiden de nuestros hijos. Claro que todos necesitamos tiempo para un baño tranquilo, ver a los amigos, un rato para despejar la cabeza y, de vez en cuando, algo de vida aparte de los hijos. Pero vivimos en una época en la que las revistas para padres recomiendan que tratemos de dedicar 10 minutos diarios a cada hijo y prever un sábado al mes dedicado a la familia. ¡Qué horror! Nuestros hijos necesitan la Nintendo, los ordenadores, las actividades extraescolares, las clases de ballet, fultbol e ingles mucho menos de lo que nos necesitan a NOSOTROS. Necesitan a unos padres que se sienten a escuchar su relato de lo que han hecho durante el día, unas madres que se sienten a hacer manualidades con ellos, padres y madres que les lean cuentos y hagan tonterías con ellos. Necesitan que demos paseos con ellos en las noches de primavera sin importarnos que el pequeñajo vaya a 150 metros por hora. Tienen derecho a ayudarnos a hacer la cena aunque tardemos el doble y trabajemos el doble. Tienen derecho a saber que para nosotros son una prioridad y que nos encanta verdaderamente estar con ellos.

..............................................................................................

Mucho para reflexionar como padres, educadores, o desde el lugar que nos toque en contacto con uno de los tesoros más preciosos: LA INFANCIA.

Lic. Miriam I Martínez


Facebook: Jardín Horas Felices

lunes, 9 de junio de 2014

viernes, 6 de junio de 2014

ASAMBLEAS ADERHI - EL CRECIMIENTO DE UN EQUIPO













Santiago 5 de Junio 2014: Culmina con éxito la Primera y Segunda Asamblea de socios ADERHI, en el cual presentamos nuestros compromisos, logros y objetivos para este año 2014, ademas, iniciamos el reconocimiento de los socios activos, y destacando el compromiso de quienes asumieron desafíos como coordinadores en ADERHI.

Actualmente el equipo que conforma ADERHI, tiene como objetivo realizar cambios sustanciales en la sociedad chilena, así mismo, manifestamos que para lograr cada uno de los objetivos propuestos, se necesitara el compromiso y esfuerzo de cada uno de los que integran de ADERHI, el cual también se complementa con las familias que apoyan nuestra causa.-

Imagen: Primera Asamblea













Imágenes Segunda Asamblea